martes, 12 de junio de 2012

LOS SIGNOS DEL OCULTISMO

Que éste post sirva para alertar de los peligros del ocultismo y de los tratos con el demonio, y dé armas para luchar contra este poderoso enemigo.



"Vestíos de toda la armadura de Dios... porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes".
Efesios  6:11-12


"Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro".
Romanos
8: 28-29




El apóstol Juan, en su primera carta, nos manifiesta que Dios es luz, y que en El no hay ningunas tinieblas (1: 5). Y cuando Jesús iba a ser apresado en el huerto de Getsemaní dijo a sus enemigos: "... ¿Como contra un ladrón habéis salido con espadas y palos? Habiendo estado con vosotros cada día en el templo, no extendisteis las manos contra mí; mas esta es vuestra hora, y la potestad de las tinieblas" (Le. 22: 52-53).

Ocultismo, obras ocultas, son obras realizadas en lo oculto, en las tinieblas. Y estas son las obras que, hoy en día, van aumentando cada vez más en número y poder, porque el diablo hace todo lo posible y se juega la última carta para lograr el éxito final, pues sabe muy bien que ya le queda poco tiempo. Así nos lo confirma la palabra profética del apóstol Juan:

"¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo" (Ap. 12:12b).



INTRODUCCION

Actualmente la iglesia está amenazada por un torbellino de potestades espirituales. Una ola satánica se desata contra la iglesia con la intención de arrancarla de las amarras de Cristo.

Al rogar la atención del lector sobre la amenaza de estas potestades, queremos referirnos especialmente al mundo del ocultismo. Y lo hacemos, no por un afán de sensacionalismo, y mucho menos aun llevados de pánico alguno.

El punto de partida de estas páginas es las alentadoras palabras del apóstol Pablo:


"... TODO ES VUESTRO, Y VOSOTROS DE CRISTO" (1Cor. 3: 22-23).


Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, por su muerte recon­ ciliadora en la cruz, nos ha rescatado de la ira de Dios y de la tiranía del Diablo y nos ha adquirido como propiedad Suya, tanto en la vida como en la muerte (Catecismo de Heidelberg, dom. 1, la. preg. y resp). Y ahora nada nos puede arrancar de Sus manos. El apóstol Pablo lo dice así: "... (nada) NOS PODRA SEPARAR DEL AMOR DE DIOS, QUE ES EN CRISTO JESUS SEÑOR NUESTRO" (Rom. 8: 39).

Esta promesa tiene validez si hacemos bueno nuestro bautismo y si en los peligros que nos amenazan buscamos cobijo bajo la sangre que Jesús ha derramado por nosotros.



l.     ¿Como se manifiesta la ola del ocultismo?.
11.     ¿Cómo habla la Biblia acerca de esta rabiosa moda del ocultismo?.
111.     ¿Cómo   pueden   los  seguidores  de  Jesús   estar
alerta ante estos fenómenos ocultistas?



1-¿COMO SE MANIFIESTA LA OLA DEL OCULTISMO?



En su libro Satanás vive entre nosotros, el americano Hal Lindsey escribe:

"Hace algunos años, me vi confrontado muy de cerca con un cambio total espiritual dentro de la comunidad universi­ taria. Muchos que han negado cualquier fe en un mundo sobrenatural, sufren una transformación fuera de lo común. Los indiferentes, blasfemos y gente por el estilo que hasta el presente llenos de orgullo se habían aferrado fuertemente a lo que podían comprobar con sus cinco sentidos, hoy por hoy se ocupan de interrogantes que atañen a lo sobrenatural. Es evidente que una época está tocando a su fin: aquel tiempo en que uno se abandonaba completamente a todo aquello que podía abarcar con la inteligencia ...".

"Todos los fenómenos posibles del mundo oculto llegan a estar repetidamente en el foco de toda atención".

Este ocultismo se nos manifiesta con aspectos diferentes. Pero por más caóticamente diverso que pueda presentar­ se, esto es lo que siempre tiene en común: que en su totalidad tenemos que habérnoslas con un repentino asalto de poderes sobrenaturales al alcance de la experiencia humana.

El avance del Ocultismo no se para, por ejemplo, ante las personas ancianas o ante aquellos que están comprometi­ dos en la enseñanza; ni deje de llamar a las cerradas puertas que han obtenido el premio Nóbel y a aquellos que se han entregado a la Meditación Trascendental (MT); ni tampoco pase de largo ente los conventos romano­ católicos o pastorías evangélicas; aunque algunos de los encartados quieren protestar contra el concepto "oculto", el ocultismo no se va a marchar.

Igualmente sorprendente es el progreso de este movimien­to. En Inglaterra, el número de nuevos libros que se ocupa­ron de la brujería, la magia y el ocultismo aumentó de 5 en el año 1966, a 500 en el año 1972. Y H. Lindsey hace esta observación: "La loca afición por lo oculto ya ha hechizado totalmente a América".

Lo que aquí acontece, es de la mayor importancia desde el punto de vista de la historia de los espíritus. Pero desgra­ ciadamente nuestra generación se halla en gran medida sin un juicio que sepa distinguir frente a este asalto espiri­ tual. A grandes rasgos, quiero indicar cinco direcciones del ocultismo:

A.- El ocultismo primitivo: magia  y adivinación (bruje­ría y clarividencia).



Aquí se trata especialmente de aquellas prácticas que están en relación con la superstición, como fueron ejerci­ das en la antigüedad pagana.

Por la lucha de Blumhardt en Móttlingen se supo cuán profundamente se halla encartada en el hechizo de la adivinación y la magia una gran parte de la población.

Más tarde hombres como Kurt Koch revelaron que en las grandes ciudades la situación apenas se diferencia de lo dicho. En ciudades como Hamburgo y Frankfort hay más echadores de cartas y magos que eclesiásticos de todas las iglesias juntos.

Verdaderamente nuevo es el hecho de que el terreno de lo oculto aparece de día en día y cada vez más en la publici­ dad. Una cada vez mas creciente corriente de literatura da a todo el mundo abierta información acerca de terrenos que hasta ahora sólo estaban reservados a los iniciados. Determinadas revistas y periódicos ilustrados semanales dejan de venderse si no se incluye regularmente un horós­ copo. Muchos lectores de tales diarios no dan un paso en su vida sin antes haber "consultado" a su consejero astro­ lógico.



B-EI vuelo del éxtasis



¡Cuántos no llegan a la afición loca del éxtasis, porque la angostura de lo comprensible da lugar al vuelo alto y misterioso de lo sobrenatural! Para ello, determinadas formas de música ofrecen una ayuda fácilmente alcanza­ ble -especialmente los fuertes ritmos del beat y el tock-, pero también la llamada música psicodélica.

Esta desconecta el juicio, no sólo aborda directamente al hombre en sus pasiones sexuales, sino que también y al propio tiempo rompe los profundos estratos inconscientes del alma. De esta manera trasl'ada al hombre, preferente­ mente en compañía de otros a un estado o situación embriagadora, en la que queda fuera de si mismo.

Pero, ¿adónde viene a caer?

Los Rollings Stones le han descubierto, cuando a una de sus composiciones la titularon Simpatía por el diablo. Ocurrió en San Francisco que los Hel/'s Angeis - nombrados por ellos como atalayas- ¡asesinaron a un hombre mientras hacían su música!

Un camino aun más siniestro hacia el éxtasis es el placer de medios estupefacientes. Estos transportan a la víctima no sólo hacia un mundo aparente de sueños y alucinacio­ nes, sino que además de esto, esos medios estupefacien­ tes abren al espíritu humano caminos hacia los terrenos de la realidad que hasta ahora les estaban cerrados.

Alguien que en una ocasión hizo uso del LSD, me escribió su experiencia:

"Yo he visto mis huesos a través de mi cuerpo, y a través de la pared una habitación sin fronteras. Yo flotaba como una bola de fuego, como un rayo disparado, como una masa de energía en un universo cargado de fuerzas energéticas".

Y nosotros debemos preguntarnos: ¿también una gran parte de nuestra juventud occidental (hijos de familias bien acomodadas) podrían llegar a caer en este camino fatal? La mayoría respondería: - Estamos cansados de nuestra súper materializada y tecnificada sociedad de consumo. Ni nuestros padres ni nuestra iglesia son capaces ya de hacernos comprender el verdadero sentido de la vida. No queda otra alternativa que descorrer las fuerzas impene­ trables de nuestro interior y abrir la puerta a la realidad sobrenatural. ¡Filósofos influyentes de la cultura corno Aldous Huxley, Herbert Marcuse e incluso Ernst Jünger señalaron este camino!



C- El espiritismo



Una tercera posibilidad de caer prendido en el ocultismo la ofrece el espiritismo. Los espiritistas buscan contacto con los espíritus de los muertos, para obtener mensajes del reino de los muertos, para volver a ver a su difunta familia o crear situaciones nerviosas como el moverse de objetos por la mano de los espíritus.

Las posibilidades de semejantes acciones no hay que dudarlo, pero sí que sean muertos los que lo hacen. En todas las grandes ciudades europeas surgen cientos de círculos espiritistas.

Si llega la ocasión, el espiritismo se presenta como un movimiento religioso. En él se mezclan de momento el culto pagano de los espíritus y de los antepasados con ideas cristianas sobre los espíritus.

En Brasil, los Macumba y los espiritistas de Kardec, juntos, tienen ya 40.000.000 de seguidores. Pero sin ir más lejos, en Inglaterra ya hay 100 iglesias espiritistas.

El obispo americano Pike, muerto en el destierro como espiritista, demuestra cómo hoy en día líderes cristianos desdeñan la severa prohibición bíblica de interrogar a los muertos


(Dt.18: 11; ls. 8:19; 1 Sam.28y31).


El conocido teólogo ecumenista, Wa/ter Hollenweger, en su libro Glaube, Geist, Geister (Francfort, 1975), escribe que espiritismo, parapsicología, dinámica de grupo, movimiento carismático y recepción del Espíritu Santo, tal y como esto acontece en la Biblia, todo puede ponerse en una sola línea como nuestro equipamiento básico espiri­tual. ¡En esto lo único verdaderamente decisivo es si uno se pone en actitud constructiva o destructiva!


D. - La Parapsicología



Lo que aparentemente se presenta en un nivel más alto como la cuarta dirección del ocultismo es la parapsicolo­ gía. Esta, presentada a veces con la clave Factor Psi (Psi es una fuerza que activa el sexto sentido del hombre. Por Sexto Sentido se entiende el poder de la percepción sobrenatural. Nota del traductor), quiere escudriñar de forma científica y experimental aquellos límites fronterizos de las potencias del alma humana que popularmente se describen como clarividencia y visión de aparecidos. Esto suena verdaderamente serio, y así no es de extrañar que diversas universidades tengan cátedras e institutos para realizar experimentos parapsicológicos.



Así pues, y en relación con esto, no debemos olvidar que también la parapsicología, en la búsqueda de personas que se dejen experimentar, se ha entregado o abandonado a los medios estupefacientes. Y asimismo se ha demostra­ do que la disposición nunca actúa sin que la persona en cuestión o un antepasado se haya ocupado del ocultismo. Por consiguiente y en cualquier caso, no nos encontramos en terrenos mundialmente considerados neutrales. Igualmente inquietantes me parecen los futuros objetivos de aplicación de la parapsicología.

Sorprende, pues, que éstos (dichos objetivos de aplicación de la parapsicología en el futuro) se practiquen actualmen­ te en cuatro centros importantes:

1.El más grande instifuto parapsicológico se encuentra -lo que es casi increíble- en Leningrado.


A pesar de todos los pronunciamientos materialistas de la ideología marxista, una gran legión de científicos naturalis­ tas desde la muerte de Stalin se han volcado en el estudio de esta materia. Cuando realmente se consiguiese contro­ lar el conocimiento humano, o incluso a gran distancia influir en el mismo de forma misteriosa, entonces podrían surgir de aquí posibilidades maravillosas para espías y tácticas de guerra futura.


2. Un segundo centro se halla en Israel. El conocido teólo go laico Schalon Ben-Chorin ha dicho -y se refería a Uri Geller-, que en su pueblo también en este terreno tendría una posición directiva. ·


3. Un tercer centro es una moderna escuela superior en un pequeño estado de la Europa occidental. Aquí, bajo la dirección de sabios mundialmente conocidos, se debe formar la elite de la Comunidad Europea en todas las ciencias futuras, entre ellas también la parapsicología.


4. Sensacional fue también para mi lo que leía en un artículo en el órgano ilustrado del Consejo Mundial de Iglesias, One World (Octubre 1977). Allí está la noticia de que también la parapsicología se practicará en Inglaterra y en América, y en ello tomarán parte líderes religiosos de todas las tendencias religiosas.

Dicho artículo concluye con esta provocadora pregunta: "¿No ha llegado ya el día del Xi Ro (el conocido anagrama griego del nombre de Cristo, es decir, P) del cristianismo, y de tomar nuevamente en serio el Psi de la parapsicología?

¿Puede el Consejo Mundial de Iglesias ayudar a que esto ocurra?"

¿Qué perspectivas se abren aquí para el futuro del hombre? Los cuatro poderes que nunca a su modo -de forma política, ideológica y religiosa- creyeron que debían formar la futura comunidad mundial, descubren ahora que el Factor Psi posiblemente puede ser de un significado decisivo. ¡El que tenga oídos para oír que oiga!

E.- La nueva ola religiosa

Como última tendencia de experiencia sobrenatural, cito la llamada nueva  ola religiosa. Esta  nueva  ola religiosa se nos manifiesta en cinco  formas  sin que  podamos distin­ guirlas claramente las unas de las otras:

1.   Ya hemos  hablado acerca  del espiritismo en su faceta
religiosa.

2.   A la  nueva  ola  religiosa ocultista también   se  deben añadir  los movimientos entusiastas y fanáticos en la cristiandad.

Aquí, una religiosidad espiritista y mágica  aparentemente cristiana pretende substituir la fe bíblica.

3.   Las religiones de juventud

Estas religiones de juventud causan una impresión secta­ ria. Son fenómenos cristianos sincretistas o hinduistas mezclados con ideas  religiosas, Por lo general se funda­ mentan en una figura mesiánica que se erige entre ellos, y. de esta  forma  esperan que de esta figura  saldrá  la salva­ ción del mundo.
El nuevo  Handbuch Religióse Gemeinschaften (Gütersloh 1978),  bajo el epígrafe Jeugdreligíes (religiones de juven tud),  págs.  597-676, menciona los cuatro  movimientos siguientes:

a. Movimiento Hare Krisma que tiene como gran líder al "spiritual master" A. C. Bhaktivendanta Swami  prabhu­ pada (1886-1977)b  Unified Family  en  torno  al der  coreano San  Myung Mun (o como en occidente se escribe: San Myun Moon); e. Scientology-Church,    con   s fundador Lafayette Ronald  Hubbard, nacido en 1911, viejo oficial de marina y escritor  de relatos de ciencia-ficción d. Children of God  (Niños  de Dios)  fundados por  David Berg, un antiguo  pastor  que mantuvo una actitud  resen­ tida  respecto a la  iglesia y a la  convivencia. Este  Sr. Berg actualmente se llama a mismo Moisés David el "nuevo libertador del desierto".

Quien una vez ha caído en las fauces de uno de estos movimientos,  será   arrancando  de  todos   los  lazos   de familia, cae en el hechizo de la esperanza utópica  y expe­riencias ocultistas, y frecuentemente se ve en la necesidad
de caer en inmoralidades detestables.




4.  La "Salvación" venida de Oriente



El Yoga y la Meditación trascendental, que tienen sus raíces en el Hinduismo y Budismo, se presentan con una formalidad realmente seria. Prometen al hombre occiden­ tal, que se halla acorchado por el racionalismo científico­ natural y el materialismo, nuevas experiencias espiritua­ les.

El hombre occidental, por su estilo de vida súper tecnifica­do, se halla profundamente provocado, deprimido y enco gido en su naturaleza y en estos momentos puede encon trar plena distensión corporal y espiritual. Sus hasta ahora no ejercitadas energías espirituales le harán considerar nuevas perspectivas, y su consciente se ensanchará ilimitadamente aquí sobre la tierra.

Pero ¿qué ocurre realmente ahora? También aquí se desbarate científicamente aquello que el hombre personal y espiritualmente posee. Ciertamente adquiere experien­ cias sobrenaturales, encuentra realidades espirituales fuera de él mismo y despliega capacidades maravillosas hasta el límite de lo sublime.

Paro -y de esto se trata- no llega a situarse en la luz de Jesucristo. Antes bien viene a caer en la maldición de las potencias o poderes venerados por las religiones. Por más que semejantes experiencias inicialmente tengan lugar bajo una sensación ilustrativa y estimulante, aquí se trata nada más y nada menos que de una vivencia demoníaca. Personas que por ejemplo han tomado parte en la Meditación Trascendental, · nos han dado la señal de alarma por medio de las referencias de su experiencia vivida.

Por el constante repetir y repetir de su "mantra" (una palabra mágica) han caldo en las garras de las divinidades hindúes, lo que les condujo a que sean incapaces de ser salvos espiritual- y anímicamente.
5. La futura religión mundial



La nueva ola religiosa se traduce en esfuerzos de diferentes lados, a los que hombres de renombre prestan su colaboración a fin de lograr un nuevo pacto con el potencial de las diversas religiones y también ideologías.

A todas estas corrientes se las quiere fundir en una "Comunidad de espiritualidad", que, en a solución de los problemas con que la humanidad tiene que luchar, ofrecerá una fuente de poder que conduzca hacia una sola futura comu­nidad o hermandad del mundo.

En esta lucha, el Consejo Mundial de Iglesias ocupa una posición dirigente. En sus llamadas "reuniones de diálogo", el Consejo Mundial de Iglesias invita a representantes de diferentes religiones para llegar a un cambio espiritual de pensamientos. Este movimiento parte especialmente de teólogos hindúes. No es pequeño el temor de que al fin la cristiandad será ahogada por el mundo espiritual de religiones asiáticas.



·11.-   ¿COMO    HABLA   LA  BIBLIA  ACERCA   DE   ESTA RABIOSA MODA DEL OCULTISMO?

Hoy en día nos es absolutamente necesario dejar que resplandezca la clara luz de la revelación bíblica, a fin de que ésta se proyecte sobre todo este mundo del ocultismo. Evidentemente la Palabra de Dios no nos esclarece o declara al detalle todas las Posibles actividades sobrena­ turales, pero la Biblia nos quiere enseñar a entender y comprender esa afición loca por lo oculto en su totalidad en relación con el plan de salvación de Dios.

Lo que se consuma ante nuestros ojos no es otra cosa que un asalto consciente en el alma del hombre por potestades demoníacas. Hasta el presente, Dios, en su gracia, las ha mantenido separadas, puesto que El ha protegido por el cuerpo los órganos de perceptibilidad transcendentes. También Dios, tanto a esos poderes (Gén. 6: 1-6) como igualmente a nosotros mismos (Dt. 18: 9-22) nos ha prohi­ bido severamente buscar contacto recíproco.

Sin emb¡,¡rgo, ahora se rompe por ambas partes este impedimento. Muchos lectores de la Biblia, verdaderamen­ te atentos, ven en esto un acontecimiento apocalíptico, si bien no sabemos cuán lejos llegará hasta su pleno desenvolvimiento ·

Nosotros podemos describir la historia bíblica del Reino de Dios como un drama en siete actos:

El primer acto se consuma en la Prehistoria, de lo que la Biblia habla muy claramente (v.g. en Job 38: 4-7). Dios creó el cielo y la tierra, con lo que se habla de un mundo Visible para nosotros, y de unos dioses invisibles (Salmo 82: 6), los cuales también ejercen su influencia en esta tierra. Capitaneado por un príncipe de entre los Ángeles de Dios tuvo lugar el original levantamiento contra Dios (Ezq. 28: 11-15; ls. 14: 12-24).

Lucifer arrastró tras de sí una parte de los ángeles (Judas 6) y provocó perturbación profunda en toda la creación (Rom. 8: 19-22).

A pesar de todo esto, Dios se mantiene firme a Su plan primitivo: hacer del mundo un lugar de Su grandeza y magnificencia.

Por eso, en el segundo acto, Dios creó al hombre a Su imagen (Gén. 1: 27) y le dio el encargo de ejercer junto con El un dominio y señorío sobre Su creación

(Gén. 1:28; Sal. 8: 6; 11 Tim. 2:12; Heb. 2: 5-8) e incluso el juzgar a los ángeles caídos (1 Cor. 6: 3).

Por encima de todo, el hombre debía mostrar y demostrar en un servicio humilde su obediencia frente a Dios (Miq. 6: 8).

El Diablo busca entorpecer este destino (vocación) del hombre. Y le sale bien el engañar a Adán y a Eva (Gén. 3:1-6). Este es su primer asalto demoníaco en la vida del hombre, que desde aquel momento tendrá grandes conse­ cuencias (Gén. 6: 1-5).

Y mediante poderes Ocultos de religión y magia, ahora también de ideologías, ciega a la humanidad (11 Cor. 4:3-4) y lleva a los hombres bajo su influencia.

Dios comienza ahora el tercer acto, es decir: en la historia de la salvación viejo-testamentaria Dios va a liberar a Su creación de la Ocupación satánica.

Israel, por elección de Dios, es colocado fuera de la esfera de influencia de los dioses paganos (Dt. 4: 19-20), es separado de esos dioses por la severa recomendación del primer mandamiento (Dt. 6: 14-15) y es Situado en una especial relación de confianza y servicio para con Dios (Ex. 19: 3-6).

Pero Israel no permanece fiel a la vocación o llamada del SEÑOR, sino que cae en idolatría demoníaca (1 Re. 21:5-6). Por eso el SEÑOR rechaza y condena a Su pueblo (11 Re. 23: 26 y ss), pero salva a un resto santo (ls. 6:13)

En el acto Cuarto, como amanecer de la historia de la salvación nuevo testamentaria aparece EL, el que, para cumplimiento de los planes de Dios, debía venir: JESUCRISTO, eternamente verdadero Hijo de Dios y a la vez verdadero hombre, nacido de María virgen, el cual, en total entrega de sí mismo, ha mostrado obediencia a Dios (Filp. 2: 5-11). Su muerte de cruz, aparente derrota bajo Satanás, sin embargo ha llevado verdaderamente a la victoria sobre el "príncipe de este mundo"

(Jn. 12: 31; 14:30; 16: 11).

Por eso Cristo, por Su resurrección y ascensión en el poder real de Dios, es colocado sobre todos los poderes en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra

(Mt. 28: 18; Ef. 1: 20-23; Heb. 1: 6-9; Fil. 2: 10).

En el quinto acto, el Cristo glorioso, mediante su cuerpo terrenal (Ef. 1: 22-23), es decir, por la gran comisión dada a su iglesia (Mt. 28: 19-20) prosigue la reconquista divina de la tierra. De esto se sigue una confrontación constante invisible entre la iglesia y las potestades satánicas (Ef. 6:10-20). Estas no quieren perder los terrenos logrados, pero ven venirles encima el decisivo juicio final (Mt. 8: 29 y 25:41), cuando el total de los elegidos de Jesús sean congre­gados de todos los pueblos de la tierra (Ap. 12: 12), y cuando el objetivo histórico salvífico de la evangelización del mundo sea logrado, entonces llegará el fin (Mt. 24: 14). Precisamente por causa de esta perspectiva, el Diablo se emplea con todas sus fuerzas en llegar a una general movilización final: y ahora deja sueltas a todas sus potesta­ des sobrehumanas con el fin de subyugar no sólo a todo el mundo, sino también a la iglesia. En esto también las ciencias ocultas de los falsos profetas juegan un papel fatalmente importante(Mt. 24: 24; Ap. 13: 11-18).
Estos, mediante sus señales y milagros, contribuyen a que al fin la humanidad se postre a los pies y adore al Anticristo, el enemigo Satánico de Cristo (11 Tes. 2: 3-12; Ap. 13: 1-8).

Este golpe de poder final, en cualquier caso no le sería posible al Diablo a no ser que Dios se lo permitiese expre­ samente (11 Tes. 2:11). ¿Por qué, si no, permite Dios la gran apostasía comenzada y el desastre final que aún está por venir (Mt. 24: 10-22)? Todo lo cual servirá al zarandeo último de la iglesia elegida de Jesús, que espera el futuro sublime encargo para reinar con Cristo como reyes (11 Tim.2:12).

Entonces pues, en el momento justo, en el acto sexto, Cristo mismo se manifestará con sus santos ángeles del cielo (Me. 8: 38), y matará al Anticristo con el aliento de su boca (11 Tes. 2: 8). Y así será como Jesús, reunido para siempre con su iglesia congregada (Mt. 24: 31;

Tes. 4: 16), se manifestará en poder y gloria en Su dominio mesiánico sobre todos los pueblos del mundo (ls. 2:2-5; 9: 2-7; Ap. 20: 7-10). Al término de este periodo, el Demonio aún será dejado suelto por un corto tiempo, para tras esta última rebelión ser condenado y arrojado por toda la eternidad al castigo del infierno (Ap. 20: 7-10).

Este, pues, es el negro y oscuro trasfondo del séptimo acto. ·

Séptimo acto: Dios colocará en el lugar de la primera creación el nuevo cielo y la nueva tierra (Ap. 21: 1-15).
Y cuando Cristo haya derrotado a todos sus enemigos, entonces Dios será todo en todos (1 Cor. 15: 24-28).

Si acertamos a comprender esta descripción dramática - muy sencillamente esquematizada- respecto al bíblico plan de salvación de Dios, entonces también podemos localizar el avance del ocultismo. Así pues, entendemos todo esto como la revelación del último golpe que Satanás asestará contra la iglesia de Jesucristo antes de que él vuelva.

No sólo es claro, sino también confirmado expresamente por la Palabra profética de las Escrituras Sagradas, que los contraataques del hasta ahora príncipe de este mundo, Satanás, se harán más enconados conforme se acerca el cumplimiento del plan de salvación de Dios:

"Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo" (Apocalipsis 12: 12).
 
LOS ATAQUES  SATANICOS  SE REPITEN Y SON CADA VEZ MAS SEGUIDOS EN EL TIEMPO




Así es como Satanás combina todos los medios de que dispone, desde que toda la creación quedó a su servicio (Ezq. 28: 12).

En los últimos doscientos años después de la revolución francesa, en Europa se suceden uno tras otro los golpes ideológicos enemigos de Dios, para quebrantar y derribar la fe cristiana Todos estos ataques se reiteran en nuestros días cada vez más deprisa y a escala mundial.

Muchos de estos movimientos curiosamente se desataron en el año 1967, el año de la "guerra de los 6 días", en que Israel vuelve a conquistar su vieja ciudad Jerusalén

(Le. 21: 24).

Por primera vez ahora vivimos:

-el desbordamiento de la crítica radical de la Biblia desde la base de la iglesia ; y a esto sigue:

-la eclosión de la revolución estudiantil neo-marxista en todo el mundo;

-la moda del sexo y la marejada anti-autoritaria arrasa­ron la estructura de la familia, escuela y estado;

-la aplicación de los modernos métodos de dinámica de grupo prepararon el camino hacia la mentalidad de masa de la futura comunidad de utilidad;

-el ocultismo como un fuego sofocador, pretende envolver a todos los estamentos sociales;

-un horrible progreso del más extremista y criminal intento tenía lugar en aquella eclosión de 1967: desde la ciudad de San Francisco (USA), como centro, surgen "Iglesias" en las que ya ahora ocurre lo que como acto final y central de la manifestación del ocultismo habíamos de esperar:


LA ADORACION PUBLICA DE SATANAS (Ap. 13: 4).

Así pues, confrontados con tan terrible amenaza, hacemos nuestra última pregunta

111.- ¿COMO PUEDEN LOS SEGUIDORES DE JESUS ESTAR ALERTA ANTE ESTOS FENOMENOS OCULTISTAS?

A esto me complace contestar con cinco pensamientos:

 - El avance  del  mundo· del  ocultismo, se presente éste  como  quiera  y sean  cualesquiera las aparien­ cias Satánicas que se encubren tras él, no debemos Considerarlo como inofensivo.

Lo que ahora nos encontramos descrito en cada uno de los puntos tratados es posible que en algunos casos nos parezca absurdo. Pero en el fenómeno del ocultismo en su totalidad, nosotros vemos la actividad de potestades invisibles en el mundo espiritual, contra el que el hombre con su bagaje natural no está pertrechado (Ef. 6: 11). Pues en este caso no se trata de un capricho de moda, de una caída ocasional en la superstición, sino de un movimiento que cada vez con más energía extenderá los tentáculos en torno suyo.

Nosotros debemos dar un serio toque de alerta al respecto,sin miedo a que se rían de nosotros. Satanás mismo es el·más interesado en que se niegue su existencia, y de esta forma poder operar de incógnito y ocultamente. ¡Sin embargo. quien hoy se ríe de esta llamada de atención ante el poder de Satanás. ese perecerá mañana con su risa incluida!

2.  Asimismo tampoco  hemos  de  fijar  los  ojos  en los poderes Ocultos, sino dirigirlos hacia Jesucristo: El ha desarmado a esos poderes y los ha puesto  al descubierto públicamente (Col.  2:15)  y dentro  de poco los habrá puesto bajo Sus pies
(1. Cor. 15: 24-28).

En nuestra confrontación con los poderes Ocultos también hemos de evitar lo contrario, es decir. tomárselo demasia­ do seriamente No podemos reconocerles un poder que ya han perdido ante los redimidos por Cristo (Rom. 8: 38-39). Lo que voy a decir parecería propio de una persona sin fe: pero la exacerbación de los poderes ocultos es para los creyentes también un fundamento de certeza creciente en la victoria; pues en la furia de las acometidas de esos poderes, experimenta que debe estar muy próximo el tiempo de la victoria final de sus seducciones (Le. 21:28). Y entonces se manifestará Cristo en toda Su gloria para derribar el señorío de estos poderes (Mt. 24: 30).
3.  Se trata de salir al paso de la tormenta del ocultismo con gran  atención y vigilancia en la vida  espiritual personal.

Nuestro corazón no puede ser al mismo tiempo un templo del Espíritu Santo (1 Cor. 3: 16) y una morada del poder de espíritus ocultos (Le. 11: 24.:36).

Por eso, lo primero y principal será tener una perseverante comunión personal con nuestro Señor en la oración, y escuchar atentamente Su santa Palabra.

El fortalecimiento de la fe lo recibiremos por la fiel y confia­da recepción de la Cena del Señor (Hech. 2: 42), y también por no decaer en la comunión de fe con nuestros hermanos y hermanas (Heb. 10: 25).

Por otro lado, hemos sido llamados (y esto sirve para todos y cada uno) a evitar todo contacto con poderes ocultos, aunque éstos se presenten como un juego o como experimento.

Toda práctica de magia , todo amuleto como collares, etc.etc., toda visita a un "cirujano" ocultista o vidente, todo experimento parapsicológico, e incluso los escritos acerca de acontecimientos Ocultistas conducen al camino de estos Poderes.
Pero lo mas grave es la entrega inmediata a ellos por una participación activa en los extraños ritos religiosos.

4.  Quien  por culpa  propia  o extraña ha llegado  a caer en uno de esos círculos ocultistas, busque  contacto con una persona  que lleve cura de almas y sea fiel a las Sagradas Escrituras, a fin de que se vea libre de sus dificultades.



Jesús ha dado a sus discípulos el poder de echar los malos espíritus (Mt. 10: 1; Le. 1O; 17) y librar a los hombres de sus redes.

En la antigüedad, cuando la iglesia era aun más consciente de la realidad de los demonios, había muchas más de esas personas encargadas de ahuyentar los malos espíritus. Pero hoy día se prefiere vituperar esto como prácticas de la Edad Media o incluso prohibirlas bajo pena de castigo.

Pero aún hay servidores y ministros de Cristo, que en el poder de Cristo pueden ayudar a quienes se hallan ator­ mentados por dificultades ocultas. Para esto, sin embargo, se tratará siempre de estos cinco presupuestos fundamen­tales:

Primeramente, el atormentado por el ocultismo debe confesar su culpa, tener compunción de corazón y decir cual ha sido la causa por la que ha llegado a caer bajo esta influencia.

En segundo lugar, debe apartarse de lo que ocultamente le atormenta, ya sea que deba desprenderse de su amuleto, o que olvide el Mantra -palabra mágica- que le fue dado en la Meditación Trascendental.

En tercer lugar, debe abjurar de Satanás y de todos los poderes demoníacos.

El cuarto paso que debe darse es renovar la entrega a Jesucristo y la confesión personal de que Cristo ha muerto por el en la cruz, por sus pecados.

En quinto lugar, el exorcista pronunciará la oración liberadora, y le anunciará la salvación en nombre de Jesús y el perdón de su culpa.


5. Teniendo en cuenta  esta  tormenta y avalancha del ocultismo, los cristianos de fe viva observarán aun más  conscientemente su vocación para  inscribirse en la batalla  espiritual con el ejército del Señor Jesucristo.



Nosotros, los cristianos, nos hallamos, según Ef. 6:10-20, en la zona de la batalla entre el Reino de la Luz y el Reino de las Tinieblas Resistiremos firmemente todo engaño de Satanás, y permaneceremos fieles al Señor Jesucristo. Esta fidelidad consiste precisamente en que nosotros mismos nos incluimos como batalladores en pro de Su Reino. Cuando los a taques demoníacos de los enemigos se ciernen sobre la iglesia del Señor, entonces saben que por la oración se hallan rodeados de una defensa contra la que se estrellan esas acometidas de Satanás y sus secuaces


Y en el poder del Espíritu Santo podemos abrir el camino al Evangelio hacia el corazón de otras personas, cuyo cora­ zón se halla poseído por demonios. Semejante batalla, en el último de los casos, puede costar la vida (Ap.: 13: 7). Esto lo podemos leer en libros históricos acerca de márti­res. Pero precisamente por eso también nosotros tenemos parte de su victoria sobre el enemigo; pues de ellos se puede afirmar:

" Y ellos  le  han  vencido por  medio  de  la  sangre  del Cordero y de la palabra  del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte" (Ap. 12: 11)

Y el Señor Jesucristo mismo nos dice a nosotros:

"Sé  fiel  hasta  le  muerte,  y Yo te daré  la corona  de la vida"  (Ap. 2:11)


1 comentario:

Anónimo dijo...

Get Unlimited full movies directly on your computer TV or mobile - http://unlimited-full-movies.com
If you want to watch premium movies from a variety of genres on your computer with NO monthly payments, NO extra hardware, and absolutely NO restrictions, then FullMovies is your best choice...
What are the benefits of Full unlimited Movies?
• 100% legal - not a p2p service
• unlimited access for a one time fee - never again pay for each movie!
• all-in-one membership - receive full access to massive movie database
• user-friendly hassle free quick downloads
• no additional hardware required - download and watch!
Get instant access now and start watching unlimited full movies here:
http://unlimited-full-movies.com